Independencia de Cuenca: 3 Noviembre de 1820

El 3 de noviembre la ciudad de Cuenca celebra un aniversario más de su gesta libertaria, acontecimiento ocurrido el 3 de noviembre de 1820.
Desde el año 1795 hubo en Cuenca la expresión pública por conseguir la libertad, en diferentes lugares de la ciudad, el día 25 de marzo de este año, circularon varios escritos y letreros que contenían ideas de libertad: “A morir o vivir sin el Rey, prevengámonos; libertad queremos y no tantos pechos y opresiones”.
Las autoridades españolas reaccionaron y enjuiciaron a los responsables, no se sabe exactamente el paradero de los juicios, pero se cree que los participantes en la creación de dichas leyendas fueron: Paulino Ordóñez, Fernando Salazar y Piedra, Joaquín Tobar.

Cuando inició la revolución de Quito, el 10 de agosto de 1809, se prepararon tropas para someter a la Junta Soberana instaurada en la capital de la Audiencia. Sin embargo, la coyuntura favorable para la emancipación de la ciudad y su región de influencia sobrevino una década más tarde, después del pronunciamiento libertario de los criollos de Guayaquil del 9 de octubre de 1820. Para entonces, Cuenca era otra de las regiones socioeconómicas clave en la estructura del país colonial y las escasas familias criollas propietarias de tierras, así como la élite de comerciantes, manejaban las riendas del poder local, manteniendo estrechos lazos económicos con Guayaquil y Lima. Tras la emancipación de Guayaquil, esa capa dominante advirtió las ventajas que reportaría la liberación de la región contra el colonialismo hispánico y, entonces, se decidió por la definitiva independencia.

Con el fin de obtener libertad se hicieron dos intentos, pero ambos fracasaron, hasta que el 3 de noviembre de 1820 el Dr. José María Vásquez de Noboa como gobernador de la ciudad mandó a publicar unas Reales Ordenes Españolas, acompañado de la escolta militar; mientras se leía dicho mando en una esquina de la ciudad, nueve patriotas en complot con Vásquez se echaron sobre la escolta y la desarmaron a la fuerza

Desencadenada la rebelión, los líderes y sus seguidores consideraron indispensable la derrota y sometimiento del cuartel principal, en el que se concentraron las tropas realistas al mando del coronel Antonio García Trelles. Pero la resistencia fue mayor que la que esperaban los revolucionarios concentrados en San Sebastián y el Chorro que, con el pasar de las horas, veían frustrarse gravemente sus esperanzas. En tales circunstancias, fueron enviadas comisiones a los pueblos vecinos, a fin de obtener refuerzos para la desigual lucha que afrontaban. La tarde del día 4 de noviembre, llegó el cura de Chuquipata, Javier Loyola, encabezando un nutrido contingente. Gracias a este auxilio, se pudo derrotar la resistencia del realista cuartel de la ciudad. Allí mismo se proclamó la “Provincia Libre de Cuenca”. José María Vásquez de Noboa fue nombrado jefe Civil y Militar.

Con la independencia, los patriotas proclamaron la República de Cuenca. El 8 de noviembre fue convocado el Consejo de la Sanción, para elaborar el Plan de Gobierno o Ley Fundamental de la República de Cuenca, aprobada por los diputados el 15 de noviembre de 1820.

La Junta Suprema de Gobierno quedó presidida por José María Vázquez de Noboa, “en señal de gratitud de haber sido el autor principal para plantear el sistema adoptado”, quien duraría cinco años como jefe del Gobierno Político y a perpetuidad en lo militar. Las futuras nominaciones, por dos años, serían fruto de elección popular.

Sin embargo, el entusiasmo de la libertad y de la independencia duró poco. Vázquez de Noboa, nativo de Chile, que añadió a sus nombres y apellidos los de López de Artiga y las dignidades de Presidente de la Junta Suprema de Gobierno, Senado de Justicia, Excelentísimo Cabildo y demás Corporaciones del Distrito, General del Ejército Libertador de las Cadenas, Jefe Político y Militar de la Provincia Libre de Cuenca, estuvo en el mando hasta el 20 de diciembre de 1820.

Ese día, las huestes patrióticas fueron derrotadas en Verdeloma, cerca de Biblián, por los ejércitos reales que dejaron más de 200 cadáveres en el campo de batalla e irrumpieron en Cuenca para acabar con la naciente República.

Finalmente la independencia real se dio cuando todo el territorio de la Real Audiencia de Quito, se independizó el 24 de mayo de 1822 en la batalla del Pichincha, batalla en la cual el cuencano Abdón Calderón a pesar de recibir múltiples heridas no se retiró de la lucha, él moriría días después en un hospital en Quito, dicho acto de valentía durante la batalla fue considerado heroico por el libertador Simón Bolívar, y este lo ascendió de rango. Hoy el día, Abdón Calderón es considerado un héroe a nivel nacional.

Artículo publicado en Días Festivos. Bookmark the link.
Comentarios:

Inversiones Inmobiliarias

Formas de invertir su dinero en el mercado de bienes raíces.

Inversiones en Forex

Que es el mercado forex online, macro. Inversiones con alta rentabilidad.

Inversiones Financieras

Qué son las inversiones financieras y su clasificación según el plazo.

Inversiones en la Bolsa de Valores

Conocimientos básicos a considerar antes de invertir. Compra venta de acciones.

Fondos de Inversión

Qué son los fondos de inversión, clasificación y riesgos.